como preparar y cocinar las alcachofas

News Noticias

Seguro que te preguntas cómo cocinar este pequeño vegetal en forma de una flor. Cocinar y comer una alcachofa no es muy obvio por su apariencia.

El corazón (núcleo carnoso) es completamente comestible y muy delicioso. La capa peludita es demasiada fibrosa para comer en las alcachofas normales, pero si es comestible en las alcachofas baby. Todas, excepto las hojas más internas, son duras, pero una vez cocinadas se pueden raspar las partes tiernas con los dientes.

Cómo elegir qué alcachofas comprar

Aquí hay algunos consejos cuando se compran alcachofas:

  • Elige las alcachofas que son más pesadas cuando las coges. Si se sienten ligeras, lo más probable es que estén secas y no tan carnosas como deberían.
  • Otra forma de saber si una alcachofa es fresca es apretarla. Si oyes el «chirrido» de las hojas, entonces están perfectas. 

Cómo cocinar una alcachofa

  1. Primero quita las cuatro o cinco hojas exteriores más duras, luego coloca la alcachofa en la mesa y corta el tallo. También puedes quitar algunas de las fibras duras que corren hacia la base y si las alcachofas tienen pequeñas espinas en los extremos de sus hojas, corta las puntas con tijeras.
  2. Ahora, corta la parte superior de la alcachofa, de 2,5 cm a 3 cm de la punta de la alcachofa.
  3. Quita las hojas pequeñas de la base tirando de las hojas más pequeñas hacia la base y el tallo.
  4. Quita la parte peludita incomestible separando cuidadosamente las hojas hasta llegar al cono central (hojas finas, ligeramente coloreadas). Saca el cono y debajo encontrarás la capa peluda, raspa esto del corazón con una cuchara de té. Enjuaga las alcachofas en agua fría y déjalas boca abajo en un poco de agua fría con un poco de zumo de limón (para evitar la decoloración), hasta que estés listo para cocinarlas.

Es importante recordar que las alcachofas hervidas en cacerolas de hierro o aluminio pueden decolorarse.

Alcachofas hervidas

En una gran cacerola llena de agua hirviendo salada y una cucharada de zumo de limón o vinagre de vino blanco, hierve suavemente las alcachofas durante unos 30-40 minutos o cuando una de las hojas exteriores se desprenda fácilmente. Una vez tiernas, escurre las alcachofas al revés en un colador y agitalas para eliminar el exceso de agua.

Alcachofas al vapor

Poner a hervir una olla con una cesta de vapor. Poner las alcachofas encima de la cesta de vapor y reducir a fuego lento. Cocer al vapor las alcachofas durante 30-35 minutos y las hojas exteriores se desprenden fácilmente.

Cómo comer alcachofas

Las alcachofas pueden servirse frías o a temperatura ambiente. Quita una hoja a la vez y come la parte tierna y redondeada de la base agarrando el otro extremo de la hoja y con los dientes quita la parte blanda, pulposa y deliciosa de la hoja. Cuando llegues al corazón, córtalo en secciones y comelo con una salsa, mantequilla derretida o una vinagreta. Comer una alcachofa puede ser muy sucio así que no olvides tener muchas servilletas y un gran plato para desechar las hojas.

Suscríbete a nuestras promociones y recetas

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN