esparragos: facil de preparar y rapido de cocinar

News Noticias

Estas crujientes y terrosas verduras verdes se cocinan en minutos y se combinan perfectamente con casi cualquier plato. Pelarlas finamente con un pelador y servirlas crudas en ensaladas, servirlas al vapor y rociarlas con nuestro aterciopelado y suave aceite de oliva y limón con una pizca de sal marina, o asarlas para intensificar sus sabores. Los espárragos también son muy nutritivos: están llenos de vitaminas, minerales y antioxidantes y son bajos en calorías. Si buscas un acompañamiento rápido, saludable y delicioso, prueba los espárragos frescos.

 

Cómo almacenar los espárragos

Los espárragos saben mejor cuando están frescos. Si no los consumes el mismo dia, los puedes guardar en la nevera hasta tres días, si sigues cualquiera de estos sencillos consejos:

  • No laves los espárragos hasta que estés listo para cocinarlos.
  • Envuelve el paquete de espárragos en toallas de papel para absorber el exceso de humedad, y luego ponlo en una bolsa biodegradable suelta.
  • Puedes refrigerar los espárragos de pie, en un frasco de vidrio sin tapa en unos centímetros de agua.

 

Tipos de espárragos

Perfecto para el salteado

Espárragos de puntas finas – es una de las variedades más finas e ideal para saltear, los espárragos se doran primero pero no se queman antes de ser cocinados.

Espárragos salvajes – es más largo y delgado que los otros y es una gran variedad para saltear.

 

Ideal para la mayoría de las preparaciones

Espárragos verdes trigueros– el tipo de espárrago más común que se encuentra en la mayoría de los supermercados, cuando se cocina se vuelve aún más brillante y verde.

Espárrago morado – súper tierno, mucho más que los blancos y verdes. También tiene un sabor mucho más dulce.

Espárrago blanco – tiene el mismo sabor y textura que el espárrago verde y se cultiva en la oscuridad, lo que evita que se vuelva verde. Se considera una delicadeza en Europa y generalmente se sirve como un delicioso manjar.

 

 

Se mantiene bien a la parrilla y al asado

Espárragos de aspecto grueso – súper tiernos, mucho más que los blancos y verdes. También tiene un sabor mucho más dulce.

 

Cómo preparar los espárragos

La preparación de los espárragos es fácil y no lleva mucho tiempo.

Lavar – Enjuagar rápidamente en agua fría para eliminar cualquier suciedad.

Partir o cortar – Sostener un espárrago con una mano hacia abajo y la otra en el medio, luego doblarlo hasta que se parta naturalmente o simplemente cortar los extremos de una vez con un cuchillo.

Pelar – Los espárragos de punta fina son demasiado difíciles de pelar, pero para algo más grueso, es una buena idea. Usa un pelador de vegetales, comenzando dos tercios del camino hacia arriba del tallo y pélalo hacia abajo. La piel es fina, y perfecta para las ensaladas.

 

Cómo cocinar los espárragos

Los espárragos pueden prepararse de muchas maneras, en los fogones, en el horno, o incluso en la parrilla de la barbacoa si te apetece cocinar fuera. Nuestro favorito es el carbón cuando se asa a la parrilla, ya que añade un toque de humo. El vapor los mantiene verdes, dulces y suculentos. Los métodos abajo mencionados dependen de la experiencia de sabor que buscas y del tipo de espárragos que tengas.

 

Espárragos hervidos

  1. Añade sal a una gran olla de agua hirviendo.
  2. Añade los espárragos.
  3. Cocina hasta que estén verdes y tiernos (1 a 3 minutos).
  4. Poner en agua helada para evitar que se cocinen más si no se comen inmediatamente.

 

Espárragos al vapor

  1. Pon los espárragos en la cesta del vapor y cúbrelos.
  2. Cocinalos a fuego alto hasta que estén verdes y tiernos (de 2 a 6 minutos, dependiendo del grosor).
  3. Mételos en agua helada para evitar que se sigan cociendo si no se comen inmediatamente.

 

Espárragos asados

  1. Cubre los espárragos con un generoso chorrito de aceite de oliva, escamas de sal marina y pimienta negra molida.
  2. Cuecelos en una bandeja de horno forrada a 200ºC.
  3. Asar a la parrilla durante unos 10 minutos (dependiendo del grosor), removiendo a la mitad del tiempo.
  4. Las puntas deben estar doradas y los medios tiernos.

 

Espárragos salteados

  1. Corta los espárragos en trozos de 2 pulgadas.
  2. Saltealos a fuego alto en una sartén con aceite de oliva.
  3. Saltealos hasta que estén ligeramente chamuscados y tiernos, de 3 a 5 minutos (dependiendo del grosor).
  4. Sazonar con escamas de sal marina y pimienta negra molida.

 

Espárragos a la parrilla

  1. Pon el horno en la opción de grill.
  2. Cubre los espárragos con aceite de oliva, escamas de sal marina y pimienta negra molida y pasalos a una bandeja de hornear forrada.
  3. Cocina los espárragos a unos 10cm de distancia del elemento calefactor superior del horno.
  4. Asa hasta que los espárragos estén ligeramente dorados y tiernos, de 5 a 10 minutos (dependiendo del grosor).

 

Espárragos asados a la sartén

  1. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto con aceite de oliva.
  2. Añade los espárragos y cúbrelos con el aceite de oliva.
  3. Cubrir y cocinar hasta que los espárragos estén crujientes y tiernos, unos 3 minutos.
  4. Quita la tapa y sube el fuego.
  5. Sazonar con escamas de sal marina y pimienta negra molida.
  6. Dorar los espárragos, mientras los revuelve hasta que se doren, de 2 a 5 minutos (dependiendo del grosor).

Suscríbete a nuestras promociones y recetas

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN