trucos del congelador para que tus alimentos se mantengan mas tiempo frescos

Gastronomía Todas

Sabiendo los puntos importantes de la congelación y cómo almacenar los alimentos adecuadamente en el congelador, se puede ahorrar tanto tiempo como dinero, en el momento de la compra. 

Almacenar comida en el congelador es un arma secreta de las cocinas saludables. Te permite obtener la calidad nutricional de los productos frescos durante todo el año.

Puedes congelar tus alimentos frescos para ayudar a prolongar el tiempo entre tus visitas al supermercado. Al congelar los alimentos frescos, puedes hacer que tus provisiones duren más tiempo y puedes cocinar en lotes sin desperdicio. Es una situación en la que todos ganan! Entonces, ¿cuál es el truco para almacenar comida en un congelador? ¿Cómo evito los alimentos congelados y quemados en el congelador? Aquí hay algunos consejos útiles para extender la vida útil de sus alimentos en casa.

 

Escaldar primero las verduras frescas

Si te preocupa que las verduras frescas se estropeen en la nevera, congelarlas es una forma perfecta de sacarles más vida. Pero aquí está el consejo estrella, escaldarlos en agua hirviendo antes,  ayudará a minimizar la degradación y posponer la fecha de caducidad. Escaldarlas ayuda a prevenir que las verduras se oxiden (o que se vuelvan marrones), lo que también cambia la frescura del sabor y la calidad. Otro ahorro de tiempo es que si se escaldan primero se pueden poner directamente en los platos al descongelarlos. La congelación también ayuda a conservar las verduras que no se pueden utilizar inmediatamente y también contribuye a reducir los residuos de alimentos.

Judías verdes, brócoli, cebollas, espárragos, coles de Bruselas, pimientos, zanahorias, granos de maíz, calabacín, calabaza, y verduras de hoja oscura y grande escaldadas en agua hirviendo durante un par de minutos antes de sumergirlas en agua helada. Recuerda secarlos antes de guardarlos en el congelador. 

 

Papel para hornear para con la fruta fresca

Todos los tipos de bayas y frutas de hueso como cerezas, melocotones, ciruelas y nectarinas son ideales para congelar. Lava y seca bien la fruta y luego córtala en rodajas (si es necesario). Secarlas bien ayudará a evitar que se formen cristales de hielo y que la fruta se pegue. Una forma fácil de hacerlo es forrar las rebanadas de fruta/fruta con papel para hornear y congelar la fruta hasta que se solidifique. Una vez congeladas, transfiere la fruta a una bolsa o contenedor para congelar hasta que la necesites. 

 

Divide tu sopa en porciones 

La sopa puede durar hasta tres meses cuando se almacena en el congelador y es perfecta si has hecho mucha cantidad. En lugar de congelar toda la sopa en un mismo recipiente, dividela en porciones individuales (no olvides enfriarla primero) y recuerda quitar todo el aire posible. Almacenar la sopa en bolsas resellables es una gran manera de maximizar el almacenamiento en el congelador poniéndolas planas hasta que se congelen.

 

Precortar el pan antes de congelarlo

Si no te has acabado tu pan favorito antes de la fecha de caducidad, mete las rebanadas en el congelador. Es más, puedes meter las rebanadas directamente en la tostadora o en la parrilla sin descongelar. Es ideal cuando quieres aguacate y miel en una tostada con un chorrito de aceite de oliva extra virgen.

 

Guarda tu yogur en bandejas de cubitos de hielo

Si te gusta comprar tu yogur en grandes envases familiares pero nunca acabas terminando todo, ¿por qué no lo metes en bandejas de cubitos de hielo para congelarlo? Es una gran manera de añadirlos a los batidos directamente desde el congelador.

 

Congela el arroz 

Si eres como nosotros aquí en AZADA y te encuentras cocinando grandes cantidades de arroz cocido, pero lo guardas en el refrigerador, ¿por qué no lo congelas para disfrutarlo más tarde? Esto también ayuda a extender su vida útil. (¡Sólo recuerda meterlo en el congelador, después de que se haya enfriado y dentro de las dos horas siguientes a la cocción para evitar la intoxicación alimentaria!). Una vez congelado, puedes descongelarlo fácilmente y usarlo en una receta de arroz frito. 

Para más información por favor contacte con Anisha, anisha@azada.es

Suscríbete a nuestras promociones y recetas

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN