maneja la barbacoa como un profesional

Maneja la Barbacoa como un Profesional
Food tips

El verano ha llegado, y llueva o haga sol, con él llegan las fiestas en la piscina al aire libre y muchas barbacoas. Sin embargo, hacer una barbacoa no es tan fácil como parece, los nervios entran en juego y las salchichas se cocinan un poco más de la cuenta, pero si sabes hacer una buena barbacoa, es una forma estupenda de preparar la comida. Es relativamente rápido, y muy fácil, y genial para empezar la racha de fiestas al aire libre. Lo mejor de la barbacoa es que apenas ensucia y tiene un sabor divino recién salido de la parrilla. Las opciones son infinitas, puedes cocinar cualquier cosa, desde carne y marisco hasta verduras, alimentos vegetarianos y perritos calientes sin carne. ¿Por qué no tostar también los panecillos? El cielo es el límite, así que si quieres hacer una barbacoa como un profesional, aquí tienes algunos de nuestros consejos favoritos para orientarte.

  • Consigue una chimenea de carbón (parece una enorme jarra de metal con una rejilla en lugar de un fondo sólido)

Llena la chimenea de carbón con carbón y coloca papel de periódico debajo de la bombona. Enciende el papel, que a su vez encenderá el carbón apilado encima. Una vez que todo el carbón esté ardiendo (unos diez minutos), levanta la chimenea con su asa y vierte el carbón ardiendo en tu barbacoa.

  • Utiliza encendedores y carbón natural (respetuoso con el medio ambiente)

El carbón vegetal de los supermercados suele tener acelerantes químicos que pueden alterar el sabor de la comida. Si puedes conseguir encendedores naturales hechos con virutas de madera bañadas en cera mejor, si quieres evitar el sabor químico.

  • Las hierbas dan un plus de sabor

Añadir hierbas fuertes como el romero silvestre, el tomillo y la salvia en el carbón puede ayudar mucho a dar sabor a la carne, el marisco, el pescado y las verduras cuando se asan.

  • Añade astillas de madera

Añadir virutas de madera aromatizadas al carbón es otra forma de liberar más sabor.

  • Marinar los alimentos

Marinar los alimentos con salsas o condimentos que contengan algún tipo de acidez, como el vinagre, los cítricos e incluso el vino, puede ayudar a descomponer las proteínas que generan moléculas cancerígenas y, además, ayuda a ablandar, ¡haciendo que los alimentos asados salgan buenísimos!

  • La grasa es sinónimo de sabor

Si utilizas carne, añada entre un 20 y un 35 por ciento de grasa (fuente Christian Stevenson – The Burger Book) y si utiliza hamburguesas alternativas sin carne, úntelas con aceite de oliva. Cocina las hamburguesas en un plato plano y aplástelas un poco para crear grietas y pequeños fiordos de sabor a medida que la grasa/aceite se va deshaciendo.

  • Verduras a la barbacoa

Cualquier tipo de verduras frescas, desde el boniato hasta las berenjenas, son una alternativa maravillosa a las hamburguesas; los guisantes frescos y otras verduras comestibles también funcionan bien una vez carbonizados los bordes. Sírvelas con un aderezo ligero, desde mostaza, alioli y mojo picón hasta zumo de limón y una ligera espolvoreada de queso parmesano o pecorino.

  • Frutas a la parrilla

Todo tipo de frutas con hueso, desde nectarinas y ciruelas hasta melocotones, funcionan de maravilla en la barbacoa; sírvelas con helado o mascarpone con miel aromatizada y nueces.

  • Tostar nubes

No desperdicies el carbón sobrante de la barbacoa cuando empiece a enfriarse, tuesta unas nubes sobre el fuego o echa unas cabezas de ajo cortadas por la mitad o unas guindillas grandes en las brasas para conseguir algo delicioso y super fácil. 

oreganoback-copy-3
thyme-copy-3
garlic-copy-3

Suscríbete a nuestras promociones y recetas

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN