​​mousse de chocolate negro y caramelo

Esta receta es definitivamente mucho más emocionante de lo que te puedas imaginar: es sedosa, deliciosa, ligera y una provocación para tus papilas gustativas. Por qué no disfrutar de esta divina Mousse de Chocolate Negro y Caramelo en pequeñas porciones para saborear cada bocado.

Ingredientes:

  • 200 ml de nata para montar/nata para postres
  • 10 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra Azada
  • 40 gramos de mantequilla cortada en cubos
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • 100 gramos de chocolate negro con sal marina (o equivalente vegana)
  • 100 gramos de chocolate negro (o equivalente vegana)
  • 50 gramos de chocolate blanco (o equivalente vegana)
  • 3 huevos grandes, separados
  • Una pizca de sal

Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos + 6 horas de refrigeración
Para 6 personas
Sin gluten | Vegetariano | Vegano

Preparación:

Calentar la leche a fuego lento o moderado, apagando el fuego en cuanto se acerque a la ebullición. Mientras tanto, pon el azúcar en otro cazo, nivélalo, ponlo a fuego medio y déjalo. Vigílalo hasta que el azúcar empiece a derretirse y se convierta en líquido en los bordes. Esto llevará de 4 a 6 minutos. No lo remuevas. Cuando se haya derretido una cuarta parte del azúcar, remuévelo suavemente con una cuchara de madera, hasta que el azúcar se haya transformado en líquido. Sigue cocinando, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar derretido adquiera el color de la miel líquida (unos 10 minutos). Retira el cazo del fuego y añade dos cucharadas de agua caliente del grifo. (Ten cuidado porque puede chisporrotear). Pon el cazo a fuego suave y remueve para que se derritan los grumos (puede formarse alguno). Incorpora la nata y el aceite de oliva virgen extra de Azada. A continuación, añade la mantequilla y sigue removiendo hasta que se funda con el caramelo. Rompe el chocolate en trozos pequeños y añadelo al caramelo, remueve hasta que se derrita y reserva. A continuación, separa los huevos en dos cuencos distintos, bate las claras a punto de nieve, añadiendo una pizca de sal a mitad de camino y bate suavemente las yemas hasta que estén pálidas. Vierte la mezcla de yemas de huevo en la mezcla de chocolate y caramelo, removiendo para combinarla. Incorpora las claras de huevo poco a poco y vierte en un molde rectangular poco profundo. Refrigera durante unas 6 horas hasta que esté ligeramente cuajado. Para servirlo, invertirlo con cuidado en un plato y espolvorear con virutas de chocolate blanco. 

Consejo del chef

Si no te apetece el chocolate negro con sal, puedes probar con una variedad de chocolates aromatizados: chocolate negro y coco, chocolate blanco con frambuesa, chocolate negro con ralladura de naranja o ralladura de lima, chocolate negro con fresa o chocolate negro con menta.

Todavía no hay reseñas

Sólo los clientes registrados que han comprado este producto pueden escribir una reseña.

Suscríbete a nuestras promociones y recetas

SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN